media

Quien piense que en la Europa League no se hace buen fútbol, se equivoca rotundamente. Si bien la competencia reina es la Orejona, la Europa nos muestra el panorama completo de calidad en más clubes del continente. Más jugadores a seguir y más emociones. Por eso hablaremos de la final de este certamen continental, el segundo más importante. ¡Acompáñanos!

Un poco de historia

La Europa League se creó en 1971 para que equipos europeos que no participaban en la Copa de la UEFA, tuvieran actividad. Después de algunos cambios en los formatos de participación (así como adhesiones de otras competiciones europeas), en la temporada 2009-2010 se estableció el formato que conocemos actualmente donde participan los ganadores de las Copas de cada país, así como los clasificados por cada liga y eliminados en alguna etapa de la Champions; más tres equipos según el ranking de Fair Play de la UEFA.

El actual campeón es el Chelsea inglés y el equipo más ganador es el Sevilla con 5 trofeos. El Inter de Milán tiene 3, por cierto.

Los equipos

Sevilla

El Sevilla es un viejo lobo de mar en la Europa. Ha ganado el torneo en 5 ocasiones, un récord que podría aumentar a 6 si consigue ganarle al Inter. El camino de los nervionenses incluye una fase de grupos sin derrotas, luego, con criterio de gol de visitante (1-1), pasó sobre el Cluj rumano para seguir con la Roma a quien venció 2-0. Su siguiente rival en cuartos de final fue el Wolverhampton, a quien venció 1-0 (nuestro Raúl Jiménez falló un penal). Finalmente, en un partido donde los sevillanos corrieron con mucha suerte y terminaron contra las cuerdas, lograron vencer 2 a 1 a un Manchester United que tuvo un errático juego ofensivo y permitió dos errores que usaron los españoles para vencerlo, después de que en casi todo el juego lo había dominado.

Julen Lopetegui parece estar muy tranquilo a pesar de conocer el nivel de varios jugadores del Inter. De alguna manera piensa que los italianos están muy confiados y piensa que eso jugará a favor de los españoles. Lo cierto es que deben de mejorar mucho si quieren llevarse su sexta Europa. En el juego contra el Manchester pudimos ver las carencias de los sevillanos.

Inter

Hace diez años el Inter de Milán vivía momentos gloriosos. Bajo el mando de José Mourinho, lograron el complicado triplete: ganaron el Scudetto, la Copa de Italia y la Champions League. Y de allí, no se les había visto disputando algún trofeo importante. Ahora se les presenta la oportunidad de retomar su lugar en el grupo de los equipos más importantes de Europa y el mundo. Tienen un técnico ganador, Antonio Conte y unos jugadores de gran nivel de los que destacan el argentino Lautaro Martínez, el belga Romelu Lukak y el danés Christian Eriksen.

Los nerazzurri no pudieron clasificar a la siguiente ronda de Champions en un grupo donde estaban el Barcelona y el Borussia Dortmund y llegaron a los dieciseisavos de final donde enfrentaron al Ludegorets búlgaro al que vencieron por 4 a 1. En octavos, el Inter despachó 2-0 a una escuadra que estaba teniendo una temporada sensacional tanto en su liga como en la Europa, el Getafe. En los cuartos de final, se impuso al Bayern Leverkusen alemán por 2 a 1 y en la semifinal vapuleó a un gran equipo, el Shakthar Donets ucraniano, por 5 a 0.

Después de las semifinales, los milaneses se ven más fuertes que los sevillanos, pero en una final cualquier cosa puede pasar, todos lo sabemos.

Sabiendo lo que ahora sabes, por qué no te das una vuelta por nuestras apuestas de la Europa League y eliges a un favorito. ¡Anímate!