A lo largo de su historia, la humanidad nunca ha dejado de buscar maneras de entretenerse y competir al mismo tiempo. La premisa de todos los deportes que actualmente se practican alrededor del mundo es una combinación de entretenimiento y disciplina.

Todos los juegos comienzan siendo un ejercicio lúdico y después se transforman en una competencia seria. Hoy te queremos platicar sobre el juego de dardos, que si bien no se han acabado de convertir en un juego de masas, sí ha logrado enamorar a muchas personas. Platiquemos sobre esta actividad.

Un poco de historia

Se dice que los dardos comenzaron a jugarse en el siglo XIV por soldados británicos, como una actividad que les permitía entretenerse —en sus tiempos muertos— y al mismo tiempo, mantener o mejorar su puntería.  Muchos años después, a partir de 1930, los dardos comenzaron a jugarse en pubs y a paso lento se fueron abriendo camino hasta que en 1992 se formó la Corporación Profesional de Dardos (PDC por sus siglas en inglés). Los dardos se juegan en varios países como España, Estados Unidos, Irlanda, Holanda, Dinamarca, Australia, Nueva Zelanda, Hungría entre otros.

En España, por ejemplo, los dardos comenzaron a popularizarse en los años sesenta, en locales cuyos dueños llegaron con esa costumbre desde tierras inglesas. De hecho, España también tiene su organismo regulador de dardos (la Federación Española de Dardos) que es una muestra del gusto que se tiene en ese país por los dardos.

Cómo se juega

Son dos equipos o dos competidores que inician con determinada cantidad de puntos (501, 301, 701, etc.) y el objetivo es darle a determinadas zonas de la diana (el tablero donde se deben lanzar los dardos) que están puntuadas y tienen un valor doble o triple, marcadas en rojo o verde. El juego consta de dos o más partidas. Dependiendo de dónde caiga el dardo, se irá restando esa cantidad a los puntos que se le dieron a cada equipo; el objetivo es llegar a cero.

Para poder cerrar una ronda es necesario hacer un check out, es decir, llegar a cero haciendo un doble. Así, los jugadores deben pensar en todas las combinaciones matemáticas para llevarse una partida. En ese sentido, las estrategias para llegar a ese check out hacen muy atractiva la práctica del lanzamiento de dardos.

Uno de los errores recurrentes con los jugadores primerizos es pensar que el objetivo es darle justo a la pequeña zona roja del centro de la diana, mejor conocida como bull´s eye —ojo de toro—; o que gana, quien coloque más dardos cerca del centro.

Actualidad

Como hemos mencionado con anterioridad, la introducción de la práctica profesional del lanzamiento de dardos ha sido muy lenta, considerando que es una práctica de la cual se tiene registro desde 1314. Pero, en nuestros días, la PDC, ha logrado organizar eventos en muchos países. De hecho, a inicios de los años noventa, los torneos de lanzamiento de dardos ya eran televisados y gozaban de importantes patrocinios. Hoy, los amantes de este deporte intentan que esas temporadas de antaño, regresen y que el mundo goce de esta práctica que es sumamente adictiva.

Así, la PDC cuenta con un ranking —el cual está liderado por el holandés Michel Van Gerwen— y diez competiciones, entre tours y campeonatos alrededor del mundo, que poco a poco van introduciendo a las nuevas generaciones al apasionante mundo de los dardos. Sería una buena idea darles una oportunidad y conocer este universo más a fondo.

Por cierto, deberías de entrar a nuestro sitio para que conozcas los detalles de las apuestas de dardos que tenemos. Seguro que te van a gustar.